Tratamiento natural y efectivos para la lumbalgia

Los dolores de espalda aparecen y desaparecen de repente sin darnos cuenta, hasta que gradualmente se vuelven crónicos, es decir, aprendemos a vivir con el dolor. La lumbalgia suele remitir en un período de 3 a 7 días. El ejercicio físico es positivo y se asocia a una menor frecuencia de problemas en la zona.

El lumbago o lumbalgia es un dolor en las vértebras lumbares, la zona inferior de la espalda, que puede ocasionarse por diversas razones y que puede afectar la musculatura, los ligamentos, los nervios y los discos intervertebrales.

Los ataques de lumbago, que se caracterizan por dolor, rigidez y/o disminución del movimiento, pueden durar unos días o bien convertirse en un trastorno crónico que afecta considerablemente a la calidad de vida de la persona que lo sufre, por lo que explicamos las posibles causas y remedios naturales para prevenirlo y aliviarlo.

lumbalgia

¿Cuáles son las posibles causas?

El lumbago puede estar causado por diversos motivos, que repasamos a continuación:

  • Tensiones y compensaciones musculares
  • Desviaciones de la columna (lordosis, escoliosis)
  • Enfermedades renales
  • Hernias del disco intervertebral
  • Artritis y artrosis
  • Estrés y sobrecargas emocionales
  • Estreñimiento y problemas intestinales (que repercuten en la zona posterior)

Es importante que si el lumbago no mejora en un máximo de tres días, consultemos a nuestro médico, ya que también puede estar relacionado con enfermedades más graves. El médico confirmará si es lumbago con radiografías o resonancias.

Alimentación anti-inflamatoria

Mientras suframos el ataque de lumbago es fundamental alimentarnos de manera equilibrada y evitar aquellos alimentos que empeoran las inflamaciones, como son los lácteos, el azúcar blanco, la carne roja y las harinas refinadas. En cambio, consumiremos diariamente alimentos que contribuyen a la desinflamación, como son los siguientes:

  • Jugos naturales de fruta y hortizas (zanahoria, remolacha, apio…)
  • Pimiento rojo
  • Semillas de chía
  • Nueces
  • Té verde
  • Jengibre
  • Piña
  • Papaya
  • Brócoli
  • zumo remolacha con chia food thinkers

Calor local

Las lumbares son una zona del cuerpo se enfría con facilidad, por lo cual podemos calentarlas con una esterilla o manta eléctrica, con una bolsa de agua caliente o bien tapándolas con tela de lana.

Otra opción es aplicar el chorro de la ducha directamente sobre las lumbares, aumentando poco a poco la temperatura hasta el máximo calor que resistamos sin quemarnos. Iremos moviendo el chorro de un lado a otro de 2 a 4 minutos. Será todavía más efectivo si nos lo hacen mientras estamos sentados.

Es importante tener en cuenta que este remedio debe evitarse en casos de ciática y hernias.

Plantas medicinales para beber

Las plantas medicinales que nos ayudarán a desinflamar, remineralizar y depurar son la cola de caballo y zarzaparrilla. Prepararemos diariamente un litro de infusión con ambas plantas, al cual le añadiremos un chorro de jugo de limón y un poco de estevia para endulzar. Iremos tomando la bebida a lo largo del día.

Emplastos de arcilla

La arcilla es un remedio excelente, económico y sencillo para cualquier tipo de inflamación. Prepararemos un emplasto mezclando agua tibia con arcilla verde o roja hasta que obtengamos una pasta que podamos aplicar sin que se escurra, que quede compacta en la piel de toda la zona lumbar.

La cubriremos con una gasa o tela y también con una tela gruesa de lana para dar calor. Dejaremos actuar por lo menos media hora, pero podemos dejarla también toda la noche. Cuando nos la vayamos a quitar esta estará seca. La arcilla absorberá las toxinas, bajará la inflamación y aportará minerales al organismo.

Árnica

El árnica es la planta que usan deportistas para prevenir y curar lesiones. La encontraremos en forma de extracto, crema, homeopatía, entre otros. Podemos combinar su uso tópico y oral.

Si decidimos tomar la homeopatía, el remedio es Arnica Montana 9 CH, y tomaremos tres bolitas bajo la lengua por tres veces al día, separadas de las comidas, bebidas y sabores fuertes y mentolados (chicle, dentífrico y similares)

Vinagre de romero

El romero nos ayuda a movilizar la circulación y puede ser muy útil hacernos friegas con vinagre de romero, que además podemos preparar nosotros mismos dejando macerar unas ramas en una botella de cristal con vinagre.

Terapia con ventosas o cupping

Esta técnica es un antiguo método terapéutico que se empleaba la Medicina Tradicional China, y que consiste en usar una especie de tacitas de cristal que hacen un efecto de vacío para pegarse al cuerpo, succionar la piel y parte del músculo, abrir los poros y mover la circulación sanguínea y linfática.

De esta manera se desinflama y alivia el dolor en 10 o 15 minutos. Aunque podemos acudir a un terapeuta, lo cierto es que podemos adquirir el lote de ventosas y hacerlo nosotros mismos.

Tu opinion es importante
Recomendaciones
loading...