Morderte las uñas podría ser un peligro para tus manos, podría causarte un daño permanente.

Alerta!!! El morderse las uñas puede afectar la habilidad de sujetar objetos con las manos y el sentido táctil por el dolor que se siente por la perdida de la uña.

Consejos que te serán útiles:

Antes de realizar un tratamiento casero o acudir a un especialista, evite en lo posible el café, te, cola o bebidas alcohólicas, ya que suelen generar mas ansiedad y nerviosismo.

Hay que evitar el automatismo de comerse las uñas. Lo mas importante es tomar conciencia o ver antes que situaciones concretas la personas no puede evitar comerse las uñas. Una vez localizada la situación (nervios, estrés, agobio, etc.) Hemos de conseguir que la persona cambie esa asociación mental (nervios = a comerse las uñas) e intenta, momentáneamente introducir otra asociación (mordisquear una fruta, una ramita de alguna planta medicinal, respirar profundamente, repiquetear con los dedos sobre la mesa, etc.)

Lleva una dieta variada (fruta, verdura, cereales , lácteos, carnes). Los alimentos remineralizantes (algas, levadura de cerveza, ortiga, polen, jalea real, etc.) también ayudan, ya que es posible que su problema se deba a un bajo nivel de minerales y al comerse las uñas lo que estaría buscando de forma inconsciente es un aporte de ellos.

Morderte las uñas podría ser un peligro para tus manos, podría causarte un daño permanente

Uso:

Lávese bien las manos. Luego, sumérjalas en una tina mediana llena de agua con 4 cucharadas de aceite de oliva, por 15 minutos. Esta mezcla ayudara a nutrir sus uñas para que crezcan sanas y no se rompan. Después, corteselas y quítese los padrastros. Póngase una crema que contenga áloe vera, nutriente que hidrata las uñas y deja sus manos suaves. Realice esta practica en la noche porque tendrá mas tiempo para mimar a sus manos.

En la mañana, cubra los filos de las uñas con esparadrapos (color piel). Esto hará que cuando lleve sus manos a la boca no sentirá su uña sino su ‘capa protectora’ y le recordara que esta bajo tratamiento para dejar este mal habito.

Los médicos recomiendan que recurra a ayuda profesional si su situación ha llegado al extremo de quedarse sin uñas. El especialista determinara las situaciones que provocan el comerse las uñas, para así controlar el habito. Suele recomendar llevar un diario donde anotar las circunstancias que provocan este acto.

La Psicología tiene técnicas de modificación de conducta para su tratamiento. Con la ayuda de la psicoterapeuta y el odontólogo diseñaran un plan de modificación de conducta y aditamentos necesarios para su corrección.

No descuide las consecuencias dentales que este mal habito puede generar como el desgaste de los dientes o problemas de mal posición dentaria a consecuencia de comerse las uñas, o las eventuales ulceras que pueden originarse en las encías. Acuda a su Odontologo para su tratamiento odontológico.

Etiquetas:
Tu opinion es importante
Recomendaciones
loading...