Dieta mediterránea para adelgazar

La Dieta mediterránea para adelgazar es una de las maneras más saludables de bajar peso y no recuperarlo. Esta dieta es de sobra conocida por sus beneficios para la salud. En este artículo te voy a explicar cómo podemos adaptarla para, además de comer equilibradamente, bajar algo de peso.

Si optas por la dieta mediterránea para adelgazar no sólo vas a conseguir perder peso, también vas a conseguir los siguientes beneficios para tu salud física y emocional.

En este artículo vas a encontrar un repaso de los beneficios de la dieta mediterránea y una dieta específica para adelgazar siguiendo las misma pautas de alimentación.

Beneficios de la Dieta mediterránea sobre la salud

1. El aceite de oliva es la grasa principal que se utiliza en la dieta mediterránea.
Además, esta dieta tiene los siguientes puntos a favor:

Es baja en grasas saturadas (carnes rojas)
Alta en grasas monoinsaturadas (aceite de oliva)
Equilibrada en ácidos grasos poliinsaturados (omega-6 y omega-3)
Baja en proteína animal.
Rica en antioxidantes (frutas, frutos secos, verduras y legumbres)
Rica en fibras (frutas, verduras, legumbres y cereales)
El consumo de estos alimentos en la cantidad aconsejada previene de las enfermedades coronarias y produce un nivel más bajo de colesterol en sangre

Además no solo protege de riesgos cardiovasculares si no que también aporta gran cantidad de antioxidantes por la gran cantidad de frutas y verduras que se consumen, lo cual previene del envejecimiento celular y de la carciogénesis (inducción al cáncer).

olive oil

2. En la dieta mediterránea predominan los alimentos que se obtienen por su cultivo de la zona del mar Mediterráneo
Los cultivos tradicionales eran la vid, el olivo y el cereal inicialmente, por ello los alimentos que constituyen la base de esta alimentación son:

El pan y la pasta, como principal fuente de hidratos de carbono.
El aceite de oliva como principal fuente de grasa.
El vino en cantidades moderadas durante las comidas.
Las hortalizas, las frutas, los frutos secos y las legumbres aportan a esta dieta gran cantidad de fibra y antioxidantes.
El pescado, las aves de corral, los productos lácteos y los huevos como principal fuente de proteínas.
Restricción en el consumo de carnes rojas y grasas animales.

La ingesta de estos alimentos venía acompañada de ciertos hábitos propios de la zona mediterránea, como son las tertulias durante el almuerzo y la cena con personas de la familia o amigos, los paseos bajo el sol, que aportan además una mejor absorción de vitamina D y del calcio en los huesos y la siesta.

Lamentablemente estos hábitos han cambiado en la sociedad actual, pero podemos intentar recuperarlos los fines de semana y durante las vacaciones.

En cualquier caso si no podemos llevarlos a cabo todos los días, sí podemos elegir una dieta lo más parecida a la mediterránea para comer.

Te puede interesar ver mas dietas

saludables acá 

Dieta Mediterránea para adelgazar

La Dieta mediterránea se basa en el equilibrio de la ingesta de los alimentos que te he contado, pero lo que muchas personas quieren es, además, adelgazar sin renunciar a una alimentación equilibrada.

Por ello, tomando como base la dieta mediterránea, vamos a adaptarla un poco.

Unos pocos carbohidratos…
La diferencia es que con la dieta mediterránea para adelgazar se reducen los hidratos de carbono, pero nunca se eliminan ¿eh?- de los carbohidratos.

Cuando los tomemos, deberá ser en el almuerzo y el desayuno.

Imagen de sandia, de la Dieta mediterránea para adelgazar

De esta forma conseguirás la energía necesaria para abordar la actividad del día. Te aconsejo que tomes un solo plato de carbohidratos al día y durante el almuerzo.

Te pongo un ejemplo: Un plato de pasta condimentada con aceite de oliva, nunca con mantequilla, con hierbas, con tomate y un poco de queso fresco, es una comida suficiente y generosa.

Frutas y verduras
A la hora de la cena debemos tomar, sobre todo, verduras.

Para que la dieta mediterránea para adelgazar sea efectiva, no se debe abusar del consumo de frutas. Se deben tomar en el desayuno y/o tres horas antes de la ingesta de cualquier otro alimento. En la dieta diseñada al final del artículo verás que solo se incluye por la mañana.

Si quieres bajar peso lo ideal es elegir fruta sin mucho azúcar. Por ejemplo manzanas, naranjas, mandarinas, kiwis, peras.

Te puede interesar: Tome esta mezcla cada mañana para tratar la enfermedad del hígado graso

Es mejor abstenerse del plátano, melón, papaya…y en general de todas las frutas procedentes de Sudamérica, que, aunque están deliciosas y tienen muchos nutrientes, también tienen mucha fructosa.

Nada de bollos ni dulces
En la dieta mediterránea para adelgazar, como en la mayoría de las dietas, no se pueden tomar bollos, ni chocolate ni ningún tipo de dulce. Estos alimentos debemos desterrarlos de nuestra alimentación diaria, aportan muy pocos nutrientes para la cantidad de calorías que tienen.
Si te acostumbras a no tomarlos llega un momento en que te olvidas de su existencia y ya no los deseas. Los dulces, cuanto más se toman, más se quieren comer.

Ensalada de la Dieta mediterránea para adelgazar Muy pocas carnes rojas
Con respecto a las carnes rojas también debes limitar su consumo.

En la dieta mediterránea permite su ingesta una vez a la semana. Las carnes son importantes por las proteínas y el hierro que aportan, pero si podemos obtenerlo de otros alimentos, como el pescado, las aves o las carnes blancas, ¿porque no sustituirlas?.

Con estos pequeños consejos puedes hacer una dieta muy equilibrada y sana. Si además lo acompañas de un poco de ejercicio, mejor que mejor.

Te puede interesar: Cómo Hacer que la Grasa Sea Tu Amiga en vez de Tu Enemiga

Ejemplo de Dieta mediterránea para adelgazar en una semana

En ayunas: un limón exprimido con agua tibia endulzado con stevia. Un desayuno diferente a elegir durante una semana
Un café con leche o un té. 2 tostadas de pan integral con tomate, sal y un chorrito de aceite de oliva.
Un café con leche o un te. Una tostada de pan integral y una rodaja de queso fresco.
Un café o un te´y 2 yogures desnatados

A media mañana: siempre una fruta, a elegir entre: manzana, naranja, kiwi.

Un Almuerzo diferente a elegir durante una semana
Un plato de pasta integral con tomate y atún.
Una ensalada mixta y una tortilla francesa de 2 huevos
Un plato de legumbre grande

Una cena diferente a elegir durante una semana
1 tortilla francesa de 2 huevos y 1 yogur
Un pescado (a elegir el que más te guste) al horno y 1 tomate
Pollo al horno con lechuga.

Espero que con esta guía de cosas que puedes comer en la dieta mediterránea tengas éxito!!!

 

 

Tu opinion es importante
Recomendaciones
loading...