¿Cuándo es mejor el frío o calor para el tratamiento de lesiones?

Lo más común cuando uno sufre una lesión muscular es escuchar “vaya y póngase hielo” o si no “hágase baños con agua caliente”. En efecto el tratamiento con temperatura fría o caliente tiene sus beneficios, pero realmente ¿cuál es mejor para las lesiones musculares y cuándo es el momento para aplicarlo? eso es lo que repasaremos rápidamente a continuación.

En realidad ambos tratamientos son funcionales para tratar lesiones musculares o afectaciones articulares, la cuestión es determinar si la lesión es aguda o crónica, ahí realmente sabremos si debemos aplicar frío o calor.

¿Cuándo usar frío?

Cuando se sufre una lesión como esguince, distensión de ligamentos o incluso un desgarro muscular, es normal que haya una inflamación y un fuerte dolor. En ese caso lo mejor es aplicar frío para generar un efecto de vaso-constricción, lo que frenará de cierta forma la “hinchazón” al restar el flujo de sangre hacia la zona afectada.

Lo ideal según artículos de expertos en medicina y publicados en la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el tratamiento con frío es muy relevante durante las primeras 48-72 horas de haber sufrido una lesión, siendo recomendable aplicar 20 minutos cada hora, algo realmente tedioso pero al fin y al cabo efectivo.

¿Cuándo usar calor?

Entre tanto, el calor es bastante útil en las molestias crónicas, es decir, recurrentes o que llevan mucho tiempo sin haber sanado. A diferencia del frío, con el calor aumentará el flujo de sangre a la zona afectada y eso se traduce en más llegada de oxígeno y nutrientes que favorecerán la curación de la lesión.

De igual forma, el calor restará presión sobre las articulaciones por la dilatación de los vasos sanguíneos, es por eso que se recomienda en casos como artritis o antes de realizar ejercicios de fortalecimiento tras una lesión.

Así las cosas, ya saben cómo y cuándo usar mejor cada tratamiento. Y recuerden siempre el método RICE (Rest, Ice, Compression and Elevation) para el tratamiento primario de una lesión, que traducido sería descansar, aplicar hielo, aplicar presión y elevar la zona lesionada, eso servirá de solución momentánea antes de ir al médico.

Fuente deportivus.co

Tu opinion es importante
Recomendaciones
loading...